La Ley Financiamiento

Luego de la elección de Iván Duque como el nuevo presidente de Colombia, su ministro de hacienda Alberto Carrasquilla, realizó declaraciones sobre el presupuesto general de la nación, afirmando la existencia de un déficit de alrededor de 25 billones de pesos, de ahí la propuesta del gobierno en curso para llevar a cabo una ley de financiamiento.

¿Qué es?

La ley de financiamiento es un mecanismo contemplado en el artículo 347 de la Constitución Nacional Colombiana que permitirá obtener nuevas rentas o modificar las existentes para lograr financiar los gastos contemplados durante el gobierno.

Artículo 347.

“El proyecto de ley de apropiaciones deberá contener la totalidad de los gastos que el Estado pretenda realizar durante la vigencia fiscal respectiva. Si los ingresos legalmente autorizados no fueren suficientes para atender los gastos proyectados, el Gobierno propondrá, por separado, ante las mismas comisiones que estudian el proyecto de ley del presupuesto, la creación de nuevas rentas o la modificación de las existentes para financiar el monto de gastos contemplados. El presupuesto podrá aprobarse sin que se hubiere perfeccionado el proyecto de ley referente a los recursos adicionales, cuyo trámite podrá continuar su curso en el período legislativo siguiente.”

¿Para qué sirve?

Según declaraciones del gobierno, la ley de financiamiento se usaría como herramienta para la “reactivación económica”, liberando las cargas tributarias de los colombianos y así dinamizar la economía, bajo la premisa de que aumente el consumo y se desarrollen nuevas empresas.

Principales propuestas y modificaciones

  • Se modifica el listado de bienes y servicios excluidos de IVA consagrados en los artículos 424, 426 y 476 del Estatuto Tributario. De la misma forma, se proponen modificaciones al artículo 481 del Estatuto Tributario relativo a bienes exentos con derecho a devolución.
  • Se adiciona al artículo 437 del Estatuto Tributario directrices referidas al cumplimiento de deberes formales en materia de IVA por parte de prestadores de servicios desde el exterior.
  • Se propone aumentar la tarifa de retención de IVA hasta el 50% del valor del impuesto.
  • La tarifa de IVA se reduciría al 18%. A partir del año 2021 la reducción llegaría al 17%.
  • Se propone eliminar el régimen simplificado de IVA, estableciendo una lista de no responsables.
  • Por los años 2019, 2020, 2021 y 2022, se crearía un impuesto extraordinario al patrimonio a cargo de: I) Personas naturales y sucesiones ilíquidas contribuyentes del impuesto sobre la renta, II) Personas naturales nacionales o extranjeras que no tengan residencia en el país, respecto del patrimonio poseído directamente en el país, III) Personas naturales nacionales o extranjeras que no tengan residencia en el país, respecto de su patrimonio poseído indirectamente a través de establecimientos permanentes en el país (salvo excepciones en tratados internacionales y en el derecho interno), IV) sucesiones ilíquidas de causantes sin residencia en el país al momento de su muerte respecto de su patrimonio poseído en el país; y V) Sociedades o entidades extranjeras no declarantes del impuesto sobre la renta, respecto de sus bienes poseídos en Colombia, diferentes a acciones, inmuebles, yates, botes, lanchas, obras de arte, aeronaves o derechos mineros o petroleros. El mismo aplicaría sobre la posesión a 1 de enero de 2019, de un patrimonio líquido superior a 3.000 millones de pesos (tarifas de 0,5% - 1%).
  • Creación del impuesto de normalización tributaria para los contribuyentes del impuesto sobre la renta que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes a 1 de enero de 2019.
  • A partir del 2019 se adicionaría una tarifa de impuesto de renta del 5% sobre las utilidades que hubiesen sido susceptibles de ser distribuidas a sociedades nacionales como ingreso no constitutivo de renta o ganancia ocasional, la cual sería retenida en la fuente. El componente gravado sobre las utilidades distribuidas vía dividendos se gravaría a la tarifa señalada en el artículo 240 del Estatuto Tributario.
  • La tarifa del impuesto sobre la renta aplicable a las sociedades nacionales (y asimiladas) o extranjeras (con o sin residencia en Colombia obligadas a presentar declaración anual de renta) y establecimientos permanentes de entidades extranjeras sería del 33% para el año gravable 2019, 32% para el 2020, 31% para el 2021, y 30% a partir del 2022. Aplicarían reglas especiales al sector hotelero a partir del 1 de enero del 2019.
  • En el impuesto de renta existirían modificaciones en torno a: I) ingresos que no se consideran de fuente nacional, II) deducción de impuestos pagados e inclusión de algunos impuestos pagados como descuento tributario (50%), ii) reducción de la tarifa de la renta presuntiva de forma paulatina hasta el 0% en el año gravable 2021 III) descuentos por impuestos pagados en el exterior, IV) modificación de las rentas exentas contenidas en el artículo 235-2 del Estatuto Tributario; y V) eliminación de descuentos tributarios, entre otras.
  • La previsión contenida en el artículo 90 del Estatuto Tributario y la asignación de márgenes comerciales sería extensible a la prestación de servicios.
  • Se intentaría gravar las ganancias obtenidas en la transferencia de activos o sociedades ubicados en el territorio nacional, a través de la cesión de acciones, participaciones o derechos de entidades del exterior, si la enajenación se hubiere realizado directamente teniendo como objeto el activo subyacente.
  • Los establecimientos permanentes de sociedades extranjeras serían gravados con el impuesto sobre la renta respecto sus ingresos de fuente nacional y extranjera que le sean atribuibles. Igualmente indica que, los intereses y demás costos financieros atribuidos a un establecimiento permanente en Colombia puedan ser deducibles siempre que no hubieren sido sometidos a retención en la fuente.
  • Se modificaría el artículo 885 del Estatuto Tributario relativo a la presunción de pleno derecho para las entidades controladas del exterior.
  • Se adicionaría al artículo 793 del Estatuto Tributario, eventos bajo los cuales existe responsabilidad solidaria con el contribuyente en el pago del tributo.
  • Se crearía un régimen tributario especial (mega inversiones) a partir del 1 de enero de 2019 por 20 años, para los contribuyentes de renta que generen al menos 50 empleos directos y realicen nuevas inversiones dentro del territorio nacional con valor igual o superior a 50.000.000 UVT en cualquier actividad comercial, industrial y/o de servicios.
  • Se plantearían beneficios para el régimen de mega inversiones en: I) la tarifa del impuesto de renta (27%), II) depreciación de activos, III) exclusión de renta presuntiva, IV) no aplicación del impuesto a los dividendos; y V) no sujeción al impuesto al patrimonio.
  • Se adicionaría el régimen para sociedades holding colombianas en el impuesto de renta y complementarios. El mismo enfatizaría en sociedades nacionales que tengan como objeto principal la tenencia de valores, inversión en acciones o participaciones en el exterior. Dicho régimen permitiría una exención en los dividendos recibidos por entidades extranjeras.
  • Se generan directrices en torno a obras por impuestos, aclarando vigencia, condiciones para mantener el medio de pago, entre otras.
  • Se modificarían algunas tarifas de retención en la fuente por pagos al exterior.
  • En materia de procedimiento existirían modificaciones en torno a: I) declaraciones de retención en la fuente ineficaces, II) notificación electrónica de actos administrativos; y III) pago de glosas en pliego de cargos para evitar intereses moratorios, entre otras.

Nuestro equipo de Contadores y Tributaristas está a su disposición para medir los posibles impactos que traería este proyecto de ley en su organización.

¡No dude en contactarnos!

La Reforma Tributaria En Colombia

Luego de la elección de Iván Duque como el nuevo presidente de Colombia, los gremios se pronunciaron sobre varios temas en los que deberá trabajar el próximo mandatario de los colombianos. Uno de ellos es la reforma tributaria. Frente a este, los empresarios han afirmado que el país tiene altas tasas de tributación y trabajar en una nueva reforma es importante para que la economía se dinamice.

¿Qué es la reforma tributaria?

Según la Red Cultural del Banco de La República en Colombia, en los diferentes países existe una estructura de impuestos, la cual determina quién o quiénes deben o no pagar esta tributación, así como el motivo de ello, la cantidad que deben abonar, etc. Sin embargo, dependiendo de las políticas de los gobiernos y del desempeño de su economía, esta estructura se debe modificar. A esta modificación se le denomina reforma tributaria.

¿Para qué?

Para la ANDI, la próxima reforma tributaria debe incrementar el recaudo, el cual ha estado estancado en niveles de 14 % del PIB, disminuir la carga tributaria de las empresas y combatir la evasión, fortaleciendo a la Dian y estableciendo mayores sanciones.
La evasión es otro problema en el que el nuevo Gobierno deberá trabajar. La idea es que cada vez más personas y compañías paguen impuestos para que, de esta manera, el país cuente con un recaudo suficiente para financiar el estado y todos los programas sociales.

¿Qué se quiere modificar?

Simplificar el sistema tributario para empresas y personas naturales, impulsar la factura electrónica, combatir la evasión dándole herramientas a la Dian y eliminar exenciones tributarias, son algunos de los puntos en los que haría énfasis la Reforma Tributaria para el 2019.
De manera más específica, las propuestas tributarias para el 2019 son:

  • El sistema tributario para empresas y personas naturales será simplificado. La idea es contar con tarifas competitivas, en este sentido se buscaría que la tasa impositiva del sector privado sea del 27 % o el 28 %, similar a los niveles de los países pertenecientes a la OCDE.
  • Digitalización de las plataformas tributarias y donde los procesos de devolución sean automatizados.Impulsar la factura electrónica para que sea un mecanismo de ahorro en gastos, que se genere trazabilidad y transparencia.
  • Seis días sin IVA al año para que los comerciantes puedan liquidar su inventario y que los consumidores tengan acceso a productos de consumo diario, tecnología y educación a precios bajos.
  • Exención de renta por cinco años para impulsar la creación de empresas y emprendimientos.
  • El sistema tributario territorial deberá ser redefinido para generar mayor autonomía fiscal fortaleciendo los ingresos locales, capacidades administrativas de los departamentos y los municipios.
  • Lucha contra la evasión, lo que iría de la mano con la modernización de la Dian.
  • Exenciones tributarias deberán reducirse para que se activen las inversiones, para así generar crecimiento sostenido de mediano y largo plazo.

No se quede atrás en materia tributaria ¡Consultenos ahora!

Facturación Electrónica

¿Qué es?

La factura electrónica es un documento que soporta transacciones de venta de bienes y/o servicios, que para efectos fiscales debe ser expedida, entregada, aceptada, exhibida y conservada en medios y formatos electrónicos.

¿Para qué sirve?

La Facturación electrónica permite el envío de facturas en formato digital a través de Internet con validez legal, eliminando la necesidad de imprimirlas. Lo que permite un ahorro importante en costos de impresión, almacenamiento y envío, además aumenta la eficiencia de los procesos, considerada entonces como una tecnología “going green”. Es un modelo que permite que los documentos tributarios que actualmente son utilizados por los contribuyentes, puedan ser generados, enviados y administrados en forma electrónica, mediante una plataforma segura basada en:

  • Certificados electrónicos
  • Firma digital
  • Encriptación de datos

Facturación electrónica VS facturación tradicional

Una factura impresa puede tener costos considerables, adicionalmente la facturación tradicional genera:

  • Costos en impresión.
  • Costos en almacenamiento.
  • Costos en logística.
  • Ineficiencia en los procesos.

Existen aplicaciones como Kapptura, un modelo de trabajo que integra inteligencia artificial, con el fin de transformar la forma tradicional de realizar asientos contables, permitiendo que, por medio de la foto de una factura de compra se contabilizan automáticamente las cuentas por pagar en tiempo real; disminuyendo sustancialmente la cargas operativas al contador.

Si desea conocer los costos en su organización ¡contáctenos!.